inclusão de arquivo javascript

Los spoilers más sorprendentes de 2012 | Blog: Es cine mamá... - Cine - Terra España
Los spoilers más sorprendentes de 2012 | Blog: Es cine mamá... - Cine - Terra España

Es cine mamá...

Los spoilers más sorprendentes de 2012

0 Comentario

A día de hoy, casi todo el mundo sabe lo que es un “spoiler”: ese secreto de la trama que debe esquivarse a toda costa si uno no quiere enterarse de un giro crucial. Poco a poco, los cinéfilos hemos ido fabricándonos un escudo protector para no caer en las redes de los spoilers desperdigados por críticas de películas o comentarios en foros de Internet. Por suerte, cada vez son más los críticos y publicaciones que avisan cuando se acerca un spoiler. En este caso, nosotros no engañamos a nadie: desde el título, avisamos de que este post está repleto de spoilers. De hecho, se trata de juntar, de la mano de la revista británica Empire, algunos de los secretos más sorprendentes de las películas que hemos visto en 2012. Giros inesperados que le han dado la vuelta a películas enteras. Pasen y disfruten de esta colección de sonados spoilers.

Prometheus. A media película, un espectador de Prometheus podría pensar que Guy Pierce se limita a realizar un pequeño cameo en el filme interpretando al magnate Peter Weyland. Sin embargo, hacia el final, Weyland regresa por sorpresa a escena muy envejecido y dispuesto a hallar la vida eterna de la mano de los “arquitectos” alienígenas. En este caso, más que el estricto desarrollo de los acontecimientos, sorprende que Ridley Scott no se decantara por un actor más viejo, optando por someter a Pierce a unas largas sesiones de maquillaje. La respuesta está en una secuencia eliminada del montaje final en la que Pierce aparecía interpretando durante un buen rato al joven Weyland.

Los juegos del hambre. Después de una larga aventura  llena de peligros y cuando la muerte de uno de ellos parece inevitable, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) y Peeta Mellark (Josh Hutcherson) se convierten en la primera pareja en ganar conjuntamente Los juegos del hambre. Y es que, en principio, en dichos juegos “sólo puede quedar un participante”. Sin embargo, en una treta ingeniosa, el dúo amenaza con suicidarse conjuntamente si no les permiten ganar a los dos. Bien por Katniss y Peeta: la historia continúa.

El caballero oscuro: La leyenda renace. Aquí el spoiler llega por partida triple, algo nada extraño teniendo en cuenta que el director Christopher Nolan es un adepto a los giros inesperado de guión. Vayamos por partes: 1) El personaje de Joseph Gordon-Levitt se convierte en Robin, 2) El personaje de Marion Cotillard, que se nos presenta como la mujer de negocios Miranda Tate, es en realidad Talia al Ghul, la gran villana de la película, y 3) Bane era el protector de Talia en El Foso, la cárcel de la que la pequeña consiguió fugarse contra todo pronóstico. Además, como spoilers menores, está también la reaparición de un fantasmagórico Ra’s al Ghul (Liam Nelson) y del pintoresco Espantapájaros (Cillian Murphy). Ahí es nada.

Looper. La resolución de este notable thriller de ciencia ficción es un spoiler como la copa de un pino: el joven Joe Simmons (Joseph Gordon-Levitt) termina suicidándose para evitar que su yo adulto (Bruce Willis) asesine a un niño con poderes telequinéticos (Pierce Gagnon). La cuestión es que el niño de marras tiene todos los números para convertirse en una poderosa fuerza oscura que, en el futuro, acabará poniendo patas arriba el planeta por culpa de un trauma infantil. Sin embargo, intuyendo que el niño puede convertirse en un arma al servicio del bien, el joven Simmons decide evitar su muerte y eliminar también el trauma que lo atenaza. Una paradoja temporal de aúpa.

La cabaña en el bosque (The Cabin in the Woods). Otra película marcada por los giros de guión inesperados. En este caso, la cuestión es que la “cabaña” a la que acuden los jóvenes protagonistas en realidad no es una cabaña, sino una suerte de gran altar para sacrificios donde un grupo de cínicos técnicos alivian la furia de unos “ancestros” capaces de acabar con toda la raza humana. Así, lo que parece una simple película de terror slasher se convierte en un relato de proporciones mitológicas donde está en juego la suerte del planeta al completo.

Infiltrados en clase. En este caso, el spoiler es menos flagrante que en los casos anteriores: se limita a revelarnos que el bueno de Johnny Depp realiza un memorable cameo en la versión fílmica de la serie que le lanzó al estrellato adolescente. De hecho, todos los fans de la serie original esperábamos que Depp se dejase caer por la película, aunque los responsables del rodaje fueron lo suficientemente hábiles como para ocultar el secreto. La imagen de Depp quitándose la barba postiza y apareciendo como un policía de incógnito conforma uno de los grandes momentos de la notable Infiltrados en clase.

La saga Crepúsculo: Amanecer – Parte 2. Aquí, lo interesante es ver como los guionistas de la película consiguieron darle color a un final (el de la novela de Stephanie Meyer) que no garantizaba grandes dosis de espectacularidad. Y es que, en la novela, las terribles desavenencias que enfrentaban a los Cullen, los Volturi y también a los hombres lobo se solucionaban por la vía pacífica mediante un acuerdo hablado. Por su parte, la película utilizaba una treta ingeniosa para echar un poco de leña al fuego: cuando Alice (Ashley Green) se daba un apretón de manos con Aro (Michael Sheen), los espectadores y Aro podían ver, en tiempo real, lo que sucedería si la sangre llegaba al río: un festín de muerte y destrucción. Un panorama que permitía comprender el acuerdo verbal, al tiempo que garantizaba el jolgorio de los espectadores más sedientos de acción.

Brave (Indomable). En este caso, la sorpresa viene acentuada por la magnífica campaña de marketing llevada a cabo por Disney, en la que prácticamente no había rastro del papel crucial que juegan los osos en la película (algo poco habitual hoy en día, cuando los trailers suelen destripar por completo las películas que anuncian). Pues bien, la gran sorpresa de Brave es que la madre de la Princesa Merida, la reina Elinor, es convertida en un gigantesco oso por efecto de un pastel mágico que le sirve su hijita. La transformación da mucho juego y actualiza, en clave más ingeniosa, la muerte de la madre de Bambi, ese momento-trauma de todo niño sometido a la tiranía de Disney.

Manuel Murillo Yánez Manuel Murillo Yánez

Manuel Murillo Yánez

Reportajes y artículos relacionados con la actualidad, curiosidades, estrenos o cualquier cosa referente a temas estrictamente cinematrográfica terracine.



comparte y suscríbete al blog




Sorry, your browser does not handle frames!<a href="http://www.terra.com.br/"> terra </a>

 
 
Leia também X El invierno olímpico según el cine