actualizado a las 13:53

El marido de Sonia Ferrer: "La voy a dejar sin un duro"

Marco Vricella, marido de la presentadora Sonia Ferrer, ha comenzado su propia 'batalla' contra ella. La revista 'Sálvame' recoge unas declaraciones en las que el cirujano deja entrever que el divorcio no va a ser fácil y que la va dejar "sin un duro".

Sonia Ferrer y Marco Vricella, en una imagen de archivo en 2011. Foto: Gtres
Sonia Ferrer y Marco Vricella, en una imagen de archivo en 2011.
Foto: Gtres
  • Kometa
 

La guerra acaba de comenzar. El divorcio entre Sonia Ferrer y su marido, Marco Vricella, promete dar mucho qué hablar porque el cirujano ya ha expuesto la postura que va a tomar en este asunto. La revista 'Sálvame' recoge las palabras que el afamado médico le ha dicho a amigos del matrimonio sobre su divorcio: "La voy dejar sin un duro". 

Según la publicación, el italiano tiene previsto sacar todas las pertenencias de Sonia Ferrer de su chalé de lujo de Madrid en esta semana. Al parecer el italiano presten dejarla casi sin pertenencias ya que la maoría de las posesiones de la pareja las ha adquirido Vricella por lo que el proceso de divorcio ha comenzado con mal pie. 

La presentadora dejó de trabajar en televisión hace unos años para dedicarse plenamente al cuidado de su hija, Laura, de tres años. En este tiempo, Sonia ha estado viviendo gracias a las ganancias económicas de su marido al que conocío en 2006 y con el que se casó seis meses después. Ahora alejada de la televisión tendrá que plantearse volver a los platós para ganar dinero para su independencia.

La pequeña Laura se ha convertido en la prioridad y el centro de atención de Ferrer. "Estoy en un proceso muy difícil. No está siendo fácil para mí, ni para Marco ni para una niña de tres años. ahora mismo ella es mi prioridad", confesó Sonia en su primera aparición pública tras anunciar su ruptura. 

'Tonteo' con Escassi

Aunque la separación entre Marco y Sonia ya se estaba fraguando desde hacía tiempo, incluso antes de que a la catalana le propusieran entrara al programa '¡Mira quién salta!', el supuesto idilio de Sonia con su compañero de salto en el programa, Álvaro Muñoz Escassi, ha sido el detonante del enfado del cirujano plástico. 

A pesar de que Sonia Ferrer se ha afanado en desmentir que entre el jinete y ella existiera algo entre ellos, sí ha reconocido que un "tonteo" con su compañero de concurso. Un extremo que Marco no ha visto con buenos ojos. Lo mismo le ha ocurrido a Patricia Martínez, exnovia de Escassi, que se vio 'obligada' a dejar su relación por "la excesiva complicidad que había entre ellos". 

Terra