publicidad
28 de octubre de 2013 • 11:43 • actualizado a las 14:17

Raquel Sánchez Silva: "Mario jugaba a estrangularse"

Según las declaraciones hechas por la presentadora a la policía al cámara italiano le gustaba en su juventud "apretarse el cuello con las manos hasta desvanecerse para después reanimarse", una práctica que al parecer realizaba con su hermana

 

"El señorito está colgado en el salón", son las palabras con las que la asistenta de Raquel Sánchez Silva le habría comunicado a la presentadora el trágico accidente que el  pasado 30 de mayo acabó con la vida de Mario Biondo. 

Desde que el cuerpo sin vida del cámara italiano fuese hallado con un pañuelo atado al cuello en el domicilio que la pareja compartía en la capital madrileña, un hermetismo total rodea a la comunicadora, quien pese a sus esfuerzos por dar carpetazo a lo sucedido ve como con el paso del tiempo se desvelan los detalles más truculentos de la dramática madrugada que puso fin al mes de mayo.

Si hace tan solo unos días se filtraron algunos datos de la investigación relativos a su última noche, en la que el joven italiano realizó búsquedas sobre su mujer en Internet, además de consumir pornografía, ahora la revista 'Interviú' hace públicas hoy algunos datos de la investigación policial que incluyen las declaraciones que la policía recogió de su viuda horas después de encontrar muerto a Mario.

"Cuando comuniqué a su familia las circunstancias en que había muerte Mario, su hermana me contó que, cuando eran pequeños, Mario y ella jugaban a apretarse el cuello con las manos hasta desvanecerse, para reanimarse después", habría reconocido Raquel, --siempre según Interviú-, ante la policía el 5 de junio, seis días después del fallecimiento de su marido, unas palabras por las que el suicidio pierde fuerza frente a la teoría de que el cámara pudo haberse estrangulado por accidente mientras realizaba en solitario una práctica sexual. 

En conversaciones con Terra, el abogado de la familia Biondo, Daniel Gómez de Arribas, ha negado rotundamente que las declaraciones de Raquel sean ciertas y es que aunque aún no han emprendido medidas legales, éste ha reconocido que si 'Interviú' está en lo cierto y las palabras de la viuda quedan recogidas en el sumario, los Biondo no dudarían en tomar medidas legales. Parece que el enfrentemiento entre ambas familias podría sentar a la presentadora en el 'banquillo'.

Mario, que según los datos filtrados de la investigación, padecía oligospermia (tener baja cantidad de espermatozoides en el semen y grandes dificultades para tener hijos) tenía un carácter cambiante que le habría llevar a pensar en el suicidio en una ocasión. Así lo reconocería Silva el mismo día de la tragedia, una declaración de la que más tarde se desdice: "Mario nunca hizo comentario alguno sobre la posibilidad de suicidarse", aclara tras relatar que su marido "padecía desmayos habitualmente sin que supiera a qué se debían", lo que le llevó a pensar que "había contraído una enfermedad". 

Raquel, que conoció al joven siciliano, de 30 años, en Supervivientes (Telecinco) programa en el que ambos trabajaron, tenía claras intenciones de tener hijos, por ello, el cámara , quien según la versión de la comunicadora era consumidor habitual de alcohol y cocaína se planteó abandonar este mal hábito. "Dada nuestra intención de tener hijo, desde enero de este año Mario se planteó no consumir de forma habitual", recoge el sumario de boca de Raquel, tal y como da a conocer el número de este lunes de ‘Interviú’, donde también se revela que la presentadora extremeña supo que su marido volvió a consumir cocaína tan solo tres semanas antes de su muerte. 

Según refleja el análisis del ordenador del cámara, que está siendo investigado por la policía italiana, el italiano estaría intentando encontrar 'trapos sucios' de su mujer en Internet. De hecho, escribió hasta tres veces en Google: "Raquel Sánchez Silva folla". Además hay constancia  que Mario intentó acceder al correo personal de la comunicadora, de quien esa misma noche se despidió con un cariñoso "te quiero" a través de WassAtpp. 

Pero estos no fueron los únicos contenidos que el mediano de los Biondo consultó durante la fatídica madrugada. Según los datos del sumario a los que ha tenido acceso la revista, Mario realizó varias visitas a dos páginas webs de pornografía, 'Youporn' y 'Freeporn', unos datos ante los que Raquel ha preferido hasta ahora guardar silencio con la intención de respetar la memoria de su difunto marido. Por su parte, la familia Biondo al completo, en su convencimiento de que el cámara pudo encontrar algo, sospecha que todo puede estar relacionado.

Hace unos días Andrea, hermano del difunto, explicó en La Voz de Galicia, que cuando su madre Santina y hermana Emmanuel accedieron a la casa junto a Raquel encontraron un sospechoso papel. "Santina encontró un papel con un 'link' escrito a  lápiz sobre el teclado del ordenador de su hijo, reconoció la letra de Mario y decidió mostrárselo a Raquel. ¿Cómo ha encontrado Mario esto? ¡No soy una puta!", respondió. 

Sin embargo, según Interviú, un allegado de la presentadora niega estos hechos: "Ella jamás dijo esas palabras. No tendría sentido porque lo único que había en ese papel es una dirección de email antigua de Raquel". 

Silva y Mario se casaron en junio de 2012. Sin que se cumpliera un año de su boda en Sicilia, la tierra natal del cámara, la querida presentadora despedía al hombre con el que soñaba convertirse en madre, unos planes con los que, según algunos medios, continuará en solitario. Mientras, la familia del joven cámara sigue empeñada en demostrar que no fue un suicidio, así el fiscal de Palermo ha decidido abrir una investigación paralela y atender las peticiones de los Biondo, que desean exhumar el cuerpo y realizar una segunda autopsia.

"El cuerpo de Mario será exhumado el próximo mes de diciembre", aclara el letrado Daniel Gómez de Arribas, quien viajará con la familia a Palermo con la intención de seguir el caso de cerca y demostrar, según los Biondo, que en España el trágico suceso fue investigado por parte de la policía con una más que notoria 'falta de ganas'. 

Terra