Corazón

publicidad
05 de noviembre de 2012 • 12:45 • actualizado a las 12:54

Un testigo pone en peligro la inocencia de Isabel Pantoja

Isabel Pantoja, en la Ciudad de la Justicia de Málaga.
Foto: Gtres
  • Kometa
 

Isabel Pantoja vuelve a la Ciudad de la Justicia de Málaga para una nueva sesión del juicio por el ‘Caso Blanqueo’, una pieza separada del Caso Malaya que investiga supuesta corrupción en el ayuntamiento de Marbella.

Julián Muñoz, Maite Zaldívar e Isabel Pantoja se han vuelto a sentar en el banquillo para escuchar la declaración de los peritos de Hacienda y la policía y de un testigo que va a poner en entredicho la inocencia de la artista.

Luis Amores, un testigo para el que el ayuntamiento de Marbella ha pedido su declaración, asegura haber presenciado un soborno a Julián Muñoz de más de dos millones de euros en cuatro pagos fraccionados, según informa El Programa de Ana Rosa de Telecinco.

Algunos periodistas que siguen la sesión y tuitean lo que allí acontece han escrito: “El @ Ayto_Marbella pide q declare el testigo Luis Amores. Presenció la entrega dun soborno de + de 2 millones d € a J.Muñoz.”, escribe @JC_Villanueva o @LauraLobo7 “ # casoblanqueo.Quieren incluir un nuevo testigo.AFIRMA existencia d un pago d más d 2 millones d euros a Julián EN LA PERA!!!@elprogramadear”.

En este proceso, Isabel Pantoja está acusada de haber blanqueado 1,8 millones de euros  y de haber adquirido un chalet en Marbella y un apartamento en el hotel Guadalpín de la misma localidad sin tener capacidad económica para ello. La acusación mantiene que estos inmuebles se adquirieron de manera ilícita con el dinero de su expareja, Julián Muñoz.

La tonadillera se enfrenta a tres años y medio de prisión por un delito de blanqueo de capitales y a una multa de 3,6 millones de euros. Para Julián la petición es de siete años y medio de prisión por blanqueo y cohecho.

A punto de ser abuela

Isabel Pantoja ha llegado a la Ciudad de la Justicia de Málaga tranquila con aspecto sereno del brazo de su abogado José Ángel Galán, como viene siendo habitual. La tonadillera está pasando un momento agridulce ya que su primer nieto está a punto de nacer y ella está inmersa de lleno en el juicio por el Caso Malaya en el que está imputada.

Su hijo Francisco Rivera y Jessica Bueno están a punto de ser papás. La joven sevillana saldrá de cuentas en los próximos días y en cualquier momento vendría al mundo el primer nieto de Isabel.

La artista espera estar a tiempo en Sevilla para el nacimiento del bebé ya que ha tenido que acudir al juicio este lunes y previsiblemente este martes también tendrá que hacerlo.

Terra