"Intemperie", el mejor libro del año 2013, será llevado al cine

"Intemperie", el mejor libro del año 2013, será llevado al cine Foto: Agencia EFE / © EFE 2013. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.
"Intemperie", el mejor libro del año 2013, será llevado al cine
Foto: Agencia EFE / © EFE 2013. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.
 

"Intemperie", la primera novela de Jesús Carrasco, el llamado "Delibes del siglo XXI", considerado el mejor libro del año 2013 por libreros, por los profesionales de los medios y por los propios lectores, será llevado a la gran pantalla por la productora Morena Films.

Esta ha adquirido los derechos cinematográficos de "Intemperie" (Seix Barral) para hacer "un gran proyecto internacional" a partir de este breve, intenso y emocionante libro, una fábula sobre la iniciación, la solidaridad, la dignidad y la violencia que ha introducido aire fresco en el panorama literario, entre otras cosas, por el uso que el autor hace del lenguaje.

Esta obra también ha sido libro del año en Holanda, según la mayor cadena de librerías de ese país, Polar, con 22 tiendas, al tiempo que también ha sido escogida como la mejor por los libreros holandeses.

"Intemperie", que se publicó en enero de 2013, lleva doce ediciones en España y ya ha salido también en Argentina, México y Colombia, desde donde se ha distribuido a otros países de Latinoamérica, y en Alemania, Italia y Holanda, donde se ha situado en las listas de "best sellers".

Próximamente, se publicará en 18 países, entre ellos, Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Noruega, Brasil, Israel, Hungría y Dinamarca.

Toda una cascada de buenísimas noticias en un año para Jesús Carrasco (Badajoz, 1972): "Me siento un año más viejo y también más joven, porque ha sido intensísimo. He conocido a gente que admiraba y a otra que no sabía que admiraba, y todo está siendo inolvidable. Además, ahora con la película y con las noticias de Holanda, estoy muy sorprendido", explica a Efe el autor.

"Me sorprende mucho que en ese país esté funcionando y se venda tanto como en España. Me hace pensar que el libro tenía unas coordenadas más amplia de lo que pensaba y que esta es una historia universal", argumenta.

"Una historia común a cualquiera -continúa-, como la necesidad de proteger a un niño o de entender unos actos, lo que hace que sea una historia que trasciende los tiempos y las fronteras. Las historias humanas son universales", subraya Carrasco.

Este escritor, que trabajó como redactor publicitario, recupera en la novela términos en desuso del castellano y hace que la palabra se mastique y entre en la piel del lector, a veces como un cuchillo, a veces como un bálsamo, para relatar una historia en un lugar que no tiene nombre, en medio de un páramo seco, en un campo desierto.

Ha recibido un aluvión de premios, los cuales podrían condicionar o meter presión a Carrasco a la hora de escribir su segunda novela, aunque el autor asegura que no será así.

"A la hora de escribir, me siento muy distante de mi primera novela y de todo lo que le rodea. Me siento con las mismas inseguridades o miedos que cuando escribí la primera. Hoy sé que tengo un lector más que cuando empecé la primera", advierte.

Y con respecto a la dificultad de llevar al cine "Intemperie", asegura el autor que está ilusionado y expectante. "Me apetece mucho ver cómo se va a transformar ese silencio e introspección en imágenes; ver cómo se solucionan los pocos elementos que hay en el texto", concluye.

En "Intemperie", el protagonista es un niño que no tiene nombre, como ningún personaje, el cual ha huido de su casa hacia el norte, sin conocerse bien el porqué, aunque el lector intuye que el motivo ha sido no aguantar más situaciones duras y violentas.

El chico en esta huida se encontrará con un cabrero, su perro y su rebaño de ovejas, con quienes emprende un eterno deambular.

"Lo que quise sacar de forma clara fue la relación del hombre con la tierra, con la dignidad, con la justicia, con la toma de partido ante un hecho violento; con todo aquello que nos pasa en la vida diaria, sin importar el sitio o la fecha en la que se haya producido", explicó el autor a Efe cuando se editó la novela.

Carmen Sigüenza.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.