publicidad
07 de febrero de 2012 • 10:30

Ioana, la mujer con la cintura más pequeña del mundo

Tiene 30 años, mide 1,68 metros y pesa menos de 40 kilos, pero aparte de su delgadez lo que más llama la atención es la estrechez de su cintura, que tan solo mide 50 centímetros de diámetro.

Ioana Spangenberg es la mujer con la cintura más pequeña del mundo. (Fuente: Youtube)
Foto: Telefónica de España, SAU
 

La modelo rumana Ioana Spangenberg es la mujer con la cintura más pequeña del mundo. Tiene 30 años, mide 1,68 metros y pesa menos de 40 kilos, pero aparte de su delgadez lo que más llama la atención es la estrechez de su cintura, que mide tan solo mide 50 centímetros de diámetro. El contraste con sus caderas de 80 centímetros es notable.

La modelo, en declaraciones al diario británico 'The Sun'. ha asegurado no tener problemas de alimentación pese a que su cintura sea solo cinco pulgadas más grande que un CD.

"Nadie me cree, pero todos los días como tres platos grandes de carne y tomo además chocolate y cosas fritas. El problema es que mi estómago es pequeño, como si tuviera un balón gástrico natural", explica Spangenberg, que se defiende de las críticas que afirman que sufre problemas alimenticios.

A los 13 años tenía una cintura de 38 centímetros, según ha comentado la propia modelo. "Estaba tan delgada que alguien podía cogerme el vientre con las dos manos y tocárselas".

También ha afirmado que su delgadez y su cintura mínima le han provocado varios problemas en su adolescencia. "En mi país tener curvas y estar más rellenita es sinónimo de belleza y salud".

Debido a su extrema delgadez tuvo problemas para encontrar pareja, hasta que en 2006 conoció a su acutual marido. Su nombre es Jan y se casó con él hace ocho meses en Berlín. "Es  la primera persona que me ha dicho que soy preciosa y que elogia mi cuerpo".

Terra Noticias