El Louvre, cerrado porque los guardias protestan por los robos

Los turistas no pudieron visitar el miércoles la Mona Lisa, la Victoria de Samotracia o la Venus de Milo debido al cierre del Louvre por un día, debido a una protestas de los guardias porque los carteristas campan a sus anchas por el museo más visitado del mundo. En la imagen, la vista de la pirámide de cristal por la que se entra al Museo del Louvre de París, en una imagen de archivo del 21 de octubre de 2011. Foto: Regis Duvignau / Reuters
Los turistas no pudieron visitar el miércoles la Mona Lisa, la Victoria de Samotracia o la Venus de Milo debido al cierre del Louvre por un día, debido a una protestas de los guardias porque los carteristas campan a sus anchas por el museo más visitado del mundo. En la imagen, la vista de la pirámide de cristal por la que se entra al Museo del Louvre de París, en una imagen de archivo del 21 de octubre de 2011.
Foto: Regis Duvignau / Reuters
 

Los turistas no pudieron visitar el miércoles la Mona Lisa, la Victoria de Samotracia o la Venus de Milo debido al cierre del Louvre por un día, debido a una protestas de los guardias porque los carteristas campan a sus anchas por el museo más visitado del mundo.

Doscientos guardias del museo ejercieron su derecho a la huelga, obligando al museo a cerrar sus puertas por un día, según los sindicatos.

El sindicato CGT dijo que los guardias estaban "hartos" de los ataques y amenazas de los carteristas contra ellos y los visitantes en los últimos meses.

El secretario general del sindicato nacional de museos (SNMD), David Maillard, dijo que los ladrones de poca monta se estaban multiplicando en el recinto, visitado por casi nueve millones de personas al año.

"Hay robos y amenazas todos los días. Los guardias están hartos de ser asaltados por carteristas", dijo Maillard a Reuters, añadiendo que los sindicatos quieren mejor seguridad en el museo.

El Louvre, que confirmó el cierre en su web, no pudo ser contactado inmediatamente para hacer comentarios, pero los sindicatos dijeron que el museo reabriría el jueves.

La Policía de París habitualmente patrulla los lugares más turísticos de la capital gala, como la torre Eiffel y el Louvre.

Pero los ladrones que a menudo operan en bandas organizadas son una frustración constante para las autoridades ya que pueden robar a los turistas y perderse rápidamente en la multitud.

Muchos de los detenidos no tienen nacionalidad francesa o son menores, lo que complica que sean sometidos a juicio.

El Louvre tiene carteles advirtiendo de la presencia de ladrones en sus entradas.

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.