Famosos

publicidad
08 de septiembre de 2013 • 12:09 • actualizado el 09 de septiembre de 2013 a las 08:21

Cayetana de Alba, una vez más la gran ausente en la Goyesca

Este fin de semana la Ronda se vestía de gala para la tradicional Goyesca, uno de los eventos taurinos y sociales más importantes de la temporada. Con Francisco Rivera como anfitrión y Morante de la Puebla en el ruedo, la gran ausente ha sido por segundo año consecutivo la Duquesa de Alba.

 

La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Ronda, una de las más bellas y antiguas del mundo, festejaba este fin de semana la Goyesca, una corrida que se viene celebrando desde 1954 y que nació para conmemorar el segundo centenario del nacimiento de Pedro Romero.

Fundada por la dinastía de los Ordoñez, con el fallecimiento de Antonio Ordoñez el encargado de organizarla fue Francisco Rivera Ordóñez. Desde que comenzara a torearla en 1995, este año era el primero que el ex torero no se vestía de luces y participaba en ella desde la barrera, como empresario anfitrión y no como matador.

En esta ocasión la gran ausente ha sido una vez más Cayetana de Alba. La duquesa ya brilló por su ausencia en la edición de 2012, a la que decidió no acudir estando molesta por la demanda que Fran Rivera había interpuesto contra su hija, Eugenia Martínez de Irujo, por la custodia de su hija Cayetana.

Ninguna localidad quedó disponible en las taquillas para este evento taurino en cuyo cartel figuraba el torero Morante de la Puebla, que reapareció tras la grave cornada que sufrió el pasado 10 de agosto en Huesca. Lidió seis toros en solitario, por lo que las expectativas eran máximas, ante la mirada de Francisco Rivera «Paquirri», organizador del festejo, y su hermano, Cayetano. Morante de la Puebla salió a hombros por la puerta de Pedro Romero tras haber cortado tres orejas y haber brindado el último toro a Fran Rivera.

La cita de la Goyesca es ineludible para los incondicionales de las plazas. Históricamente a ella han acudido personalidades de la talla de Ernest Hemingway, Rilke y Orson Welles, amigos de los Ordóñez y enamorados de Ronda. Este año, sin embargo, ha primado la presencia de la gente del toreo.

Además de a los hermanos Rivera Ordóñez, hemos podido ver a otros toreros, como Raúl Gracia «El Tato» o Miguel Báez «Litri». En el tendido también estaban un Juan Pedro Domecq muy atento, propietario de la ganadería, y rostros conocidos aficionados a los toros como el bailaor Farruquito, el periodista Jesús Quintero o el presidente del Sevilla, José María del Nido.

Terra Terra