Famosos

publicidad
17 de enero de 2012 • 10:23

Beyoncé enseña a su hija, Blue Ivy

La cantante Beyoncé ha posado en una fotografía con su primera hija, Blue Ivy, fruto de su relación con el cantante Jay-Z. El bebé se ha convertido en uno de los más famosos del mundo y de los más deseados por los objetivos de los fotógrafos. De hecho, la venta de la hierba de la variedad 'hiedra azul' –significado de su nombre- se ha disparado desde su nacimiento. Actualmente es el tipo de marihuana más popular en Los Ángeles y Nueva York.

Beyoncé ha posado feliz y encantada con su hija, Blue Ivy, fruto de su relación con el rapero

Jay-Z

. En una fotografía se puede ver a la madre y a la pequeña juntas y sonrientes. Y es que la cantante estadounidense está muy contenta con su reciente maternidad y no puede ocultar su felicidad.

Blue Ivy, con una semana de vida, se ha convertido en el bebé más famoso. Los fotógrafos buscan desesperadamente la instantánea de la pequeña celebrity. Es el objetivo más deseado por la prensa de todo el mundo. De hecho esa fama traspasa fronteras y desde que vino al mundo Blue Ivy la venta de una determinada variedad de marihuana se ha disparado. La 'Hiedra azul'(BlueIvy) es ahora la hierba más vendida y popular en Nueva York y Los Ángeles, según la revista TMZ.

Pero este no era el objetivo de sus padres a la hora de ponerle el nombre a su retoño. Beyoncé y Jay-Z hicieron un juego de letras entre el color favorito del padre, azul, - en inglés blue-, y el número 4 en su versión romana -IV-, verdadero amuleto de la suerte de Beyoncé.Beyoncé nos ha dejado ¡blancos! Con las fotos de su disco '4'. En ellas aparece con una tez prácticamente blanca y con el color de pelo totalmente cambiado por un rubio platino poco habitual en ella. Las malas lenguas ya hablan de que la cantante se estaría haciendo un tratamiento de despigmentación de la piel. Es decir que se está transformando a lo Michael Jackson.

El interés de Beyoncé por parecer más blanca choca con su reciente aparición en el balcón del Hotel Ritz reivindicando su 'orgullo negro' y ahora la vemos palideciendo en las imágenes de su último álbum. Al parecer podría ser una estrategia de marketing para lograr vender más discos ya que éste está siendo un fracaso.

No sabemos si se venderán más discos o no pero sí sabemos que no nos gusta Beyoncé 'perdiendo' su tono de piel dorado.

Terra Corazón /Kometa