Entretenimiento

publicidad
04 de noviembre de 2012 • 16:16

Nueva serie de HBO retrata a fotoperiodistas en zonas de guerra

Hay personas comparan un mal día en el trabajo con estar en una zona de guerra, pero para los fotoperiodistas que protagonizan "Witness" - la nueva serie de la HBO - esto no es una exageración. En la imagen de archivo, un fotoperiodista cubriendo unos disturbios en Bahrein el pasado 24 de marzo.
Foto: Ahmed Jadallah / Reuters
 

Hay personas comparan un mal día en el trabajo con estar en una zona de guerra, pero para los fotoperiodistas que protagonizan "Witness" - la nueva serie de la HBO - esto no es una exageración.

La serie, que se estrena el 5 de noviembre y se emitirá los lunes durante el resto del mes, sigue a fotoperiodistas en México, Libia, Sudán del Sur y Brasil mientras sortean la violencia para informar de cuestiones como el tráfico de drogas, la violencia entre bandas, la corrupción y las guerras étnicas.

Los productores ejecutivos Michael Mann y David Frankham dijeron que la serie surgió del deseo de dar a los espectadores un visión de la forma de vida en estas zonas más amplia que la mayoría de los programas de televisión informativos.

"Fue realmente una reacción ante una frustración con las noticias, una frustración con que las cosas se nos cuenten en un minuto y 30 segundos", dijo en una entrevista Frankham, que también dirigió la mayor parte de la serie.

Aunque la serie se centra en las experiencias de varios fotoperiodistas, también trata de plasmar la realidad de cada conflicto. Frankham espera que la aproximación pueda atraer a espectadores que no suelan estar interesados en los países en los que se desarrolla. Llama al formato de la serie "un caballo de Troya".

De acampar en un bosque con una milicia que busca al Ejército de Resistencia del Señor de Joseph Kony en Sudán del Sur a arrastrarse por los suburbios de Río de Janeiro en la oscuridad para desenterrar cuerpos lanzados en pozos o quemados hasta que sea imposible su identificación, "Witness" busca mostrar hasta dónde llegan los fotoperiodistas para contar lo que ocurre en las zonas de conflicto.

"A veces puede ser algo violento. A veces puede haber otras personas que salgan dañadas. A veces hay que tomar un montón de decisiones difíciles y es una gran lucha", dijo Frankham. "Esas fotografías no ocurren simplemente justo frente a ellos".

LA INTELIGENCIA ES EL MEJOR ARMA

Aunque el oficio implica trabajar en situaciones peligrosas, el fotoperiodista Eros Hoagland dijo que saber dónde están los límites es una parte crucial del trabajo.

"La información y la inteligencia es el mejor arma en este tipo de conflictos, así que tienes que darte cuenta de que la información que está ahí fuera puede afectar de dos maneras. Puede ayudar o puede herir", dijo Hoagland.

Michael Christopher Brown, un fotoperiodista que trabaja en Libia, fue herido por un mortero en Misrata en abril de 2011. Sus compañeros Tim Hetherington y Chris Hondros no sobrevivieron al ataque.

Hoagland dice que ha perdido algo de fe en la capacidad de su oficio para instigar un cambio positivo, pero mantiene su fascinación por los elementos de la condición humana que se destapa en la guerra.

Frankham y Mann reflejan esa fascinación. Dijeron que estarían interesados en hacer más temporadas de la serie. Frankham mencionó Siria y Afganistán como áreas de interés, a pesar de que rodar en esos lugares podría ser complicado.

Los creadores de "Witness" esperan que la serie provoque un mayor interés entre los espectadores sobre las zonas del mundo que se muestran en la serie.

"Creo que eso es lo más importante que puede hacer el periodismo, hacer que la gente se interese por lugares y personas y situaciones y políticas y que les despierte la curiosidad por conocer más información", dijo Hoagland.

"Espero que la gente vea esto y empiece a volver a pensar un poco más en todo lo que creían saber, porque eso es ciertamente lo que estoy haciendo con cada viaje que hago".

/Por Andrea Burzynski/

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.