publicidad
20 de abril de 2013 • 02:24

Los últimos éxitos y batacazos de la televisión

Son muchos los nuevos programas que han llegado a la televisión en el primer trimestre del año y no todos han conseguido responder a las expectativas. Aunque también ha habido otros que han remontado el vuelo tras un mal comienzo.

 

La edición numero 14 de Gran Hermano llegó el pasado més de febrero ante 2,7 millones de seguidores. Con un 19,3% de cuota de pantalla, se trató del peor inicio de todas las ediciones del reality, a pesar de ser la segunda opción de la noche, sólo superado por la gala final de Tu cara me suena, en Antena 3, que lideró durante semanas la noche de los lunes. 

Juan Carlos protagonizó un striptease en el plató de Gran Hermano
Foto: Telecinco

Pero Gran Hermano ha sabido remontar el vuelo y se ha crecido hasta volver a liderar las audiencias del lunes. Semana tras semana, el programa conducido por Mercedes Milá ha ido mejorando sus datos, eso sí gracias a striptease, incluido el de la presentadora, y líos amorosos. En la última gala, la del lunes pasado, alcanzó un 20% de cuota, algo más de 3 millones de espectadores y fue líder de la noche. 

Splash, por el contrario, comenzó con muy buenos datos pero se ha ido deshinchando. El día de su estreno atrajo a 4,5 millones de espectadores (26,4%), convirtiéndose en el mejor estreno de la temporada de Antena 3 y situándose como la primera opción de la noche de los lunes, por encima de Gran Hermano y Gran Reserva

Pero ni los saltos de Falete, ni la última polémica protagonizada por Romina Belluscio han conseguido atrapar a los espectadores a lo largo de sus emisiones, Splash ha ido perdiendo adeptos hasta llegar, en la gala del pasado lunes, a un discreto 11,4% de share, por debajo del reality de Mercedes Milá y de El pago de los Cortázar, en TVE.

Splash, además, ha tenido que luchar contra su hermano mellizo en Telecinco, Mira quien salta, un formato similar que se estrenó apenas una semana después que el talent de Antena 3, el 14 de marzo. Este programa, presentado por Jesús Vázquez, ha tenido una trayectoria lineal a lo largo de sus cuatro emisiones. Empezó fuerte, liderando la noche de los miércoles con un 23,5% (3,3 millones de espectadores).

Aunque no pudo superar en su gala inicial a Splash, Mira quien salta ha mantenido los buenos datos de audiencia y el programa se despidió ante 2 millones de espectadores, con una cuota del 20,3%. 

Pero los hay que han empezado flojos y han continuado en la misma línea. Es el caso de MasterChef, el show culinario que TVE estrenó hace una semana. En la primera emisión se dió el batacazo con un 11% (2 millones de espectadores) y fue la tercera opción de la noche del miércoles, superado por Hay una cosa que te quiero decir (Telecinco) y el final de Luna, el misterio de Calenda (Antena 3).

Esta semana, con la llegada de la segunda temporada de la serie Con el culo al aire, MasterChef ha perdido un puesto, quedando relegado a la cuarta posición por detrás de la comedia de Antena 3, el programa de Jorge Javier Vázquez y la serie de Cuatro Homeland.

Los programas más recientes de Cuatro han corrido la misma suerte. ¿Qué hago yo aquí?, el espacio de reportajes de los lugares más inhóspitos del planeta, presentado por Elena Ortega, se estrenó el 7 de abril con el capítulo Bajo cero en Siberia y consiguió un 6,7% (1,3 millones). Un dato correcto pero por debaje de la audiencia conseguida por su antecesor Palabra de gitano. La semana pasada consiguió mantenerse en un discreto 6,2% de cuota. 

El gran estreno de esta semana, también en Cuatro, Desafío en el abismo, defraudó. El programa de aventuras de Jesús Caleja fue la cuarta opción de la noche con un flojo 5,3% (923.000 espectadores), por debajo de Cuéntame como pasó (TVE), La noche de José Mota (Telecinco) y The walking dead (La Sexta).

Con el culo al aire triunfa en su vuelta

La esperada producción de Disney para Telecinco, El don de Alba, defraudó en su estreno. El remake de la serie estadounidense protagonizada por Jennifer Love Hewitt, Entre fantasmas, llegó sin hacer ruido a la cadena de Medisaset el martes 9 de abril, consiguiendo un 13,2%. En sus dos emisiones la serie, que fue programada para competir con la ficción de época de Antena 3, Gran Hotel, no ha cumplido con sus expectativas y esta semana ha vuelto a caer hasta el 11,8%. 

Para arropar el estreno de El don de Alba, Telecinco emitió Al otro lado, un programa especial presentado por Ana Rosa Quintana, dirigido por Carmen Porter y en el que participó Iker Jiménez. El espacio consiguió ser líder en su franja horaria con el 13,8%. 

Patricia Montero y Martín Rivas protagonizan 'El don de Alba'
Foto: Telecinco

Una serie que no convence y otra que vuelve con más fuerza que nunca. La última ficción en llegar a la pequeña pantalla, Con el culo al aire, se estrenó el pasado miércoles con un dato espectacular. 3,8 millones de espectadores (20,3%) eligieron a los rebeldes habitantes del camping de Antena 3, relegando al segundo puesto al hasta entonces líder del prime time de los miércoles, Jorge Javier Vazquez.

Por su parte, Homeland, la exitosa serie estadounidense que ha cautivado al presidente Obama, ha llegado a Cuatro sin pena ni gloria. Se estrenó con doble capítulo el miércoles 10 de abril con unos datos aceptables: 10,9%(2,2 millones) el primer episodio y 12,6% (2,1 millones) el segundo, siendo, eso sí, la cuarta opción de la noche. 

Esta semana ha escalado una posición, y se ha situado tercera por delante de Masterchef, con otro doble capítulo que ha conseguido un 9,7% (1,9 millones) y 11,3% (2 millones) respectivamente. 

Terra