Un asteroide pasará cerca de la Tierra el 15 de febrero

Un pequeño asteroide pasará la semana próxima más cerca de la Tierra que los satélites de televisión que orbitan el planeta, pero no hay posibilidad de que se produzca un impacto, dijo la NASA el jueves. En la imagen de archivo, el polo sur del asteroide gigante Vesta, difundida por la NASA en septiembre de 2011. Foto: NASA / Reuters
Un pequeño asteroide pasará la semana próxima más cerca de la Tierra que los satélites de televisión que orbitan el planeta, pero no hay posibilidad de que se produzca un impacto, dijo la NASA el jueves. En la imagen de archivo, el polo sur del asteroide gigante Vesta, difundida por la NASA en septiembre de 2011.
Foto: NASA / Reuters
 

Un pequeño asteroide pasará la semana próxima más cerca de la Tierra que los satélites de televisión que orbitan el planeta, pero no hay posibilidad de que se produzca un impacto, dijo la NASA el jueves.

El objeto celeste, conocido como 2012 DA14, fue descubierto el año pasado por un grupo de astrónomos aficionados de España. El asteroide es aproximadamente del tamaño de una piscina olímpica, 46 metros de diámetro, y se prevé que pase a unos 27.520 kilómetros de la Tierra el próximo 15 de febrero.

Eso lo convertiría en el más cercano que pasa junto al planeta terrestre desde que los científicos comenzaran a realizar seguimiento de los asteroides hace unos quince años.

Los satélites de televisión, climatológicos y de comunicación están unos 800 kilómetros más lejos. La Luna está a 14 veces esa distancia.

Pese a todo, "no es posible un impacto con la Tierra", dijo el astrónomo Donald Yeomans, del Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena, California, en rueda de prensa.

El momento en el que el asteroide estará más cerca serán las 19:24 GMT, de día en Estados Unidos y de noche en el este de Europa, Asia y Australia.

El DA14 atravesará el cielo a unos 13 km por segundo. A esa velocidad, un objeto de tamaño similar que entrara en la línea de colisión con la Tierra la golpearía con una fuerza de unos 2,4 millones de toneladas de dinamita. La última vez que ocurrió algo así fue en 1908, cuando un asteroide o cometa colisionó contra Siberia, derribando 80 millones de árboles en una superficie de 2.150 kilómetros cuadrados.

"Aunque no causaría una catástrofe mundial si chocara contra la Tierra, provocaría mucha destrucción", dijo Lindley Johnson, que supervisa el Programa de Observación de Objetos Cerca de la Tierra en la sede de la NASA en Washington DC.

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.